TRADUCTOR DE IDIOMAS

SELECCIONAR IDIOMA PULSANDO SOBRE LA BANDERA

viernes, 9 de junio de 2017

Alfonso Redondo Sanz. El Fénix.

En una época en la que el Boxeo español parecía que pasó a la Historia en España, años 80, gozamos en nuestro país de siete Campeones de Europa: Roberto Castañón González, en el Peso Pluma; Carlos Hernández Fraile, en el Peso Superpluma; Francisco León, en el Peso Ligero; Antonio Guinaldo Segurado, en el Peso Superligero; Alfredo Evangelista, en el Peso Pesado; Policarpio Díaz Arévalo,  en el Peso Ligero.


Más otro Campeón. En un época en la que la prensa deportiva y general dio la espalda al pugilismo español por decisiones políticas (en mi opinión personal), cuando el Boxeo era uno de los dos deportes mayoritarios de nuestro país dos décadas antes junto al futbol, y era portada habitualmente en los principales periódicos deportivos de nuestro país por las gestas deportivas de nuestros boxeadores dentro, y más allá de nuestras fronteras.

Hablamos de un boxeador madrileño,  de Leganés desde los once años,  con orgullo español, el cual era derrochado por todos los cuadriláteros de España y Europa haciendo bueno su apodo de El Fénix ( imagino, que aludiendo al mito del ave Fénix, que alimentó varias doctrinas y concepciones religiosas de supervivencia en el "más allá", pues el Fénix moría para renacer con toda su gloria ), y de la misma forma él resurgía.

Hizo resurgir a una afición española que sin tener en aquella época acceso a la información boxística de la que gozamos hoy en día a través de internet,  redes socialaes, y medios especializados, se dependía de lo que la prensa quisiera informar. Lo cual hacía más meritoria a esa afición que se buscaba la vida, para seguir la carrera de un boxeador, que fue fundamental para que resurgiera el Boxeo en nuestro país en los años 90, con el esplendor de los Poli Díaz "El potro de Vallecas",  Francisco Javier Castillejo " El Lince de Parla", José Luis Navarro Rivas "El Cazador", u Oscar García Cano. Nos referimos a Alfonso Redondo Sanz.

 Debutó en el Boxeo de pago con victoria, ante Alí Canthola el cinco de julio de 1.980 venciendo antes del límite.
Tras su debut, disputó diez combates más que le hicieron llegar a la disputa del Campeonato de España invicto con once victorias en su haber habiendo conseguido ocho de ellas por la vía del cloroformo.

Con tan solo diecinueve años, se enfrenta ante un maduro y esperimentado ex Campeón de Europa, y vigente Campeón de España José Ramón Gómez Fauz que contaba con diez años más y setenta y tres combates a sus espaldas. La gran promesa conoció por primera vez en su carrera la derrota y por la vía rápida. Pero eso no fue ni mucho menos motivo para tirar la toalla.

Tras esta primera contienda con un Título en juego, realiza cuatro combates, dos en España, uno en Inglaterra y otro en Portugal de los cuales obtiene tres victorias que le valen para volver a optar por el cetro nacional, en esta ocasión ante Antonio Casado.

Realizó tres combates más los cuales venció antes del límite, antes de defender su Título de España con éxito ante Fernando Sánchez, al cual venció también antes del límite. La promesa era una realidad.

En la siguiente defensa pierde el Título Nacional ante uno de "nuestros" Campeones del Mundo, Perico Fernández, pero esta derrota no es más que una motivación para el bueno de Alfonso, y vuelve a disputar el Título de España, vacante ante Antonio Casado nuevamente al que vuelve a vencer.

Lo defendería en noches que quedan para la Historia de nuestro Deporte ante boxeadores de la talla de: Diego Muñoz o Ángel Hernández. Lo que le valió para realizar su primera intentona de conquistar Europa en  ante Said Skouma.

Como su primer intento en el Campeonato de España, también fue un aprendizaje, y volvió de Francia sabiendo que lograría su meta.

Volvió a defender su "territorio" nacional con éxito en dos ocasiones, lo cual le llevó hasta Alemania para volver a disputar el Cetro Continental Europeo. Ante José Varela, un púgil alemán de origen español, con solo tres derrotas en sus treinta y seis combates, y que en aquel momento se presentaba invicto en veinticinco, Alfonso Redondo Sanz conquista el primer Título Europeo Welter para la Gloria del Deporte Español, venciendo por abandono del alemán en  su casa, en el décimo asalto.

Alfonso Redondo se retiró siendo nueve veces Campeón de España, primer Campeón de Europa de España para el peso Welter, venciendo en cincuenta y uno de sus sesenta y ocho combates disputados, con treinta y cinco victorias antes del límite. Alfonso Redondo sin duda, fue pieza clave para que en los años 90 llegaran los Poli Díaz, Castillejo, Navarro, Angel Hernández Tajinaste (en su última etapa), entre otros, que gracias a los triunfos de Alfonso Redondo Sanz, vimos en  las nuevas cadenas con un Potro de Vallcas como protagonista, apostando nuevamente por un Deporte que pasó de ser mayoritario a olvidado. Pero que gracias al empuje, pundonor y calidad de nuestro primer Campeón de Europa Welter, el rescordo se avivó, y la llama creció.

Alfonso Redondo Sanz: Boxeador.


Alfonso Redondo Sanz: Campeón.