TRADUCTOR DE IDIOMAS

SELECCIONAR IDIOMA PULSANDO SOBRE LA BANDERA

domingo, 7 de agosto de 2016

Jose Luis Navarro "El Cazador"

El 24 de marzo de 1.965 nace en Córdoba, el que bajo mi humilde opinión, ha sido uno de los mejores boxeadores que ha parido Andalucía, y sin lugar a dudas, uno de los mejores boxeadores españoles de los años 90. Jose Luis Navarro Rivas. El Cazador.

Jose Luis, llega al mundo del Boxeo Olímpico tras un accidente, que le impide seguir con su trayectoria como futbolista a la corta edad de los 15 años. Según sus propias declaraciones, el Boxeo le ayudó a recuperar su rodilla. Esta lesión, hace que comience a boxear, ya que tras entrenar en el gimnasio con el objetivo de rehabilitar su rodilla, comienza a picarle el gusanillo, y comienza a tomarse en serio los entrenamientos específicos con vistas a debutar el el Boxeo Olímpico.

Su carrera amateur, bastante dilatada y exitosa, le lleva a ser miembro de la Selección Nacional Olímpica. Una de sus decepciones, ya que finalmente, no llegó a disputar la Olimpiada de Barcelona 92.

Tras las Olimpiadas de Barcelona 92, decide pasar al profesionalismo cuando contaba con 27 años, de la mano de Ricardo Sánchez Atocha. Debuta en Santander ante Francisco Delgado en enero de 1.993. Francisco Delgado era un  boxeador que llegaba imbatido en los cinco combates que había disputado, con cuatro victorias y un nulo. El debutante José Luis Navarro le hizo conocer la derrota, venciendo por K.O. al prometedor Francisco Delgado que tras esta derrota, solo logró acumular una victoria en sus siguientes siete y últimos combates. ¿Casualidad o causalidad?

Después del exitoso debut, José Luis Navarro, logra sumar otras ocho victorias. Ninguno de los combates llegaban al límite, lo cual mostraba el poder de pegada que atesoraba el cordobés, y le lleva a la disputa del Campeonato de España del peso Welter que en ese momento estaba vacante, ante José Molinillo (José Molinillo, natural de Vitoria, conquistó a lo largo de su carrera el Campeonato de España y también fue Campeón del Mundo Hispano).

El diecinueve de noviembre de 1.993, José Luis Navarro, tenía la posibilidad de cerrar un año lleno de triunfos y éxitos si en su noveno combate, en Palacio Municipal de los Deportes de Huesca, lograba la victoria. Diferencia: que este noveno combate lo convertiría en Campeón de España.

José Luis Navarro, logró cazar una vez más a su oponente, y lo dejaría fuera de combate en el cuarto asalto, convirtiéndose así en el nuevo Campeón de España del peso Welter y en uno de las mayores promesas del Boxeo español, ya que por sus condiciones y virtudes boxísticas se intuía, que llegaría a conquistar importantes títulos.

Comenzó el nuevo año logrando una nueva victoria, en esta ocasión ante Antonio Campbell, que tampoco logra aguantar hasta la finalización del combate y José Luis Navarro logra su décima victoria por K.O., una mágnifica carta de presentación para disputar su primer título internacional avalado por el Consejo Mundial de Boxeo. El Campeonato del Mundo Hispano del peso Superwelter.

La disputa de este Título, se celebraría en Leganés, ciudad con gran tradición  y acostumbrada a acoger grandes citas boxísticas, con una afición muy entendida y apasionada. El Cazador, tenía su arma alimentada, y sus elementos de puntería equilibrados.

Nicasio Moray Martínez, Campeón de Paraguay y Campeón de Sudamérica, se presenta en Leganés confiado de sus posibilidades, las que le daban sus dieciocho victorias en ventidós combates, habiéndose enfrentado a duros y experimentados boxeadores en su país natal, así como en Argentina.

Tras recibir las instrucciones del Sr. Árbitro, ambos contendientes se dirigen hasta su rincón, esperando a que suene la campana, y que de comienzo el combate. José Luis Navarro, comienza el combate haciendo un Boxeo de presión, siguiendo a su oponente por todo el Ring, y lanzando golpes al cuerpo y al rostro de su adversario en la media y corta distancia. Achicando el Ring, lleva a su oponente a la esquina neutral y allí, le propina un crochet corto al cuerpo del zurdo paraguayo, para luego lanzar otro crochet con la mano derecha, esta vez a la cabeza, la cual hace que el Campeón Sudamericano bese la lona y no sea capaz de levantarse antes de la cuenta de diez segundos del Sr, Colegiado.

El Cazador, logra así su primer triunfo internacional, proclamándose Campeón del Mundo Hispano WCB en el primer asalto.

Tras este triunfo, lograría cinco más, también por la vía rápida, defendiendo en tres de estos cinco combates, el Título de Campeón del Mundo Hispano ante los siguientes rivales: José Luis Saldivia, Silvio Walter Rojas y Alejandro Ugueto. Lo que dejaría a El Cazador con una marca de 17 victorias antes del límite en 17 combates disputados, y le llevaría a ser coaspirante oficial al Campeonato de Europa junto al Campeón británico Del Bryan. Combate que se disputaría el doce de diciembre de 1.994 en su casa, junto a su gente, en su Córdoba natal.

En una noche mágica e histórica para la capital andaluza, Córdoba se vistió de gala para animar a su Campeón en todo momento.

Tras las presentaciones, y tras sonar el himno británico, Jose Luis Navarro se sitúa en el centro del Ring, sosteniendo entre sus manos, las banderas de Córdoba, Andalucía y España ante un recinto enloquecido con su ídolo, donde no cabía un solo alfiler.

Suena la campana. Comienza el primer asalto.

Del Bryan comienza el combate tratando de mantener a nuestro Campeón en la larga distancia, haciendo gala de un Boxeo de alta escuela, muy técnico, y puntuando más que El Cazador. Navarro fiel a su estilo, trata de achicar el Ring, presionar al adversario y tratar de llevar el combate a la media y corta distancia. En el primer asalto el británico puntuó un poco más que José Luis Navarro, aunque a El Cazador, le dio tiempo de presentarle al inglés, su mano derecha en tres ocasiones, demostrando Del Bryan su valentía y encaje ya que no se amilanó en ningún momento, y demostró que no había venido a Córdoba en calidad de turista, sino a conquistar Europa.

El segundo asalto comienza con la misma dinámica que el primero pero con mucha más intensidad. Del Bryan sale de su rincón, como si alguien le hubiese transmitido: este combate no llega a los puntos. Y tratando de castigar a Navarro con rapidísimas combinaciones a su rostro y moviéndose siempre con las cuerdas a sus espaldas, demostrando un gran juego de piernas. El Cazador por contra, trata de cerrarle el espacio y hacer que el inglés se vea obligado a tener que partir puños con él en la media distancia y en el cuerpo a cuerpo, metiendo combinaciones a su rostro, pero también a su cuerpo, para quitarle el fuelle a su oponente, y que éste se viera obligado a plantarse. Navarro conectó crochets de derecha que a cualquier otro púgil le habría llevado a la lona, pero Del Bryan ni se inmutó, y además seguía contestando a los ataques de El Cazador, quizás por ello, la banda de música (que no dejó de animar ni un segundo), comenzó a tocar la famosa melodía de Georgie Dann: mami que será lo que tiene el negro... Al término del segundo asalto, José Luis Navarro ya mandaba en las cartulinas, aunque por un estrecho margen de puntos.

En el tercer asalto, ambos contendientes demostraban el gran estado físico en el que se encontraban, ya que no daban tregua, y cada uno en su estilo, hacía su combate sin perderle la cara en ni un solo instante, mostrando nuevamente Del Bryan la capacidad de encaje que tenía y su gran preparación, porque cualquier otro, como en el anterior asalto, ya habría caído. Al son de la campana que determinaba el final del tercero, Navarro seguía mandando, aunque por poco margen, en las cartulinas.

La esquina comandada por Sánchez Atocha, tenía trabajo para tratar de minimizar el castigo que estaba recibiendo su pupilo, la buena noticia es que en la esquina del inglés tenían más trabajo que realizar.

Tras el minuto de descanso, da comienzo el cuarto asalto del Campeonato de Europa, disputado a la distancia de doce asaltos de tres minutos. El cuarto asalto continúa con la misma tónica, Del Bryan tratando de puntuar todo lo posible, y Navarro tratando de encarar su arma, calcular distancia, y considerar los factores medioambientales, cual franco tirador, para acabar con su rival por la vía rápida.

A partir del quinto asalto, el desgaste físico que estaba realizando Del Bryan, no parando de moverse al rededor del Ring, mientras golpeaba y trataba de neutralizar los continuos ataques del cordobés, le comienza a pasar factura, convirtiéndose en un "blanco" más fácil para El Cazador. Así continuaron los demás asaltos, entre dos boxeadores antagónicos, que trataban de conquistar Europa, sacando el mayor provecho posible a sus recursos boxísticos, y con una preparación física impresionante.

Ya en el décimo asalto, José Luis Navarro Rivas, derribaba a su oponente, llegándolo a sacar del Ring en su primera caída. Deteniendo el Sr. Árbitro la contienda, tras su tercera caída, en el mismo décimo asalto.

El cordobés, se proclamaba en Córdoba ante su parroquia, Campeón de Europa del peso Welter, tras vencer en un combate durísimo a un rival, que de no haber tenido en frente a Jose Luis Navarro Rivas, a buen seguro se habría proclamado Campeón. El Deporte cordobés en general, y el Boxeo cordobés en particular, vivieron una noche épica (aunque no sería la única), y pudieron celebrar el Título que acreditaba como Campeón de Europa a su paisano José Luis Navarro Rivas, El Cazador.

José Luis Navarro, haría la primera defensa del Campeonato de Europa en Córdoba, enfrentándose al también español, el aragonés José Ramón Escriche, en un combate épico que pasaría a los anales de Historia del Boxeo español.

Escriche, debutó perdiendo de forma inesperada en el Boxeo profesional, ante el boxeador melillense Abdelasis  Abdellah Mohamed, el cual contaba con dos combates y dos sendas derrotas en su haber. Pero a partir de ese combate, logró permanecer imbatido en los siguientes diecisietes combates, obteniendo dieciséis victoria (incluyendo el combate de desquite ante Abdelasis  Abdellah Mohamed), y un nulo ante José Molinillo.

Escriche era un boxeador batallador, muy pontente físicamente, que buscaba al contrario y no rehuía el intercambio de golpes, Llegó a proclamarse Campeón de España, y Campeón del Mundo Hispano. Asistido en su esquina por el gran José María Martín Búfalo (en paz descanse). Búfalo fue el mentor de grandes Campeones Mundiales como el Guerrero Mexicano Julio Cesar Chaves, o el africano Asuma Nelson entre otros, llegaba a este combate en el mejor momento de su carrera deportiva.

Llegada la hora de la verdad, Jose Ramón Escriche caminaba ilusionado hacía el cuadrilátero, con sus manos apoyadas en los hombros de Búfalo, sonreía. Parecía estar disfrutando de la que estaba convencido iba a ser su gran noche.

Jose Luis Navarro Rivas, como siempre, subió al Ring con la camiseta del Córdoba C.F. y recibiendo el caluroso y apasionado apoyo de su parroquia.

Comenzó el primer asalto lanzando Escriche dos crochets de izquierda al cuerpo del cordobés, esto hacía presagiar que, habría poco tiempo para el estudio entre ambos boxeadores. Navarro no tardaría en replicar a su contrincante de igual forma. Desde el primer asalto, ambos boxeadores, libraron una batalla en la media y corta distancia, que de haberse disputado en tierras estadounidenses, además de enloquecer al público, habría encumbrado a ambos al la fama del Deporte mundial.

El combate se desarrollaba con un Escriche llevando la iniciativa, y un Navarro esperándolo a la contra, donde ambos daban y recibían prácticamente por igual y ponían muy difícil a los jueces su trabajo. Sin embargo, en el quinto asalto, quizás por la mayor potencia de pegada de El Cazador, su mejor estado físico, o ambos factores juntos, consigue que el Árbitro se vea obligado a realizar, una primera cuenta de protección a Escriche, tras la cual el boxeador cordobés, se lanzó hacía su oponente castigándole con combinaciones que el zaragozano no podía neutralizar, por lo que el Sr. Colegiado con buen criterio, viendo la incapacidad de Escriche para evitar las combinaciones de Navarro y tampoco poder contra atacar decide detener el combate.

Córdoba vivió así otra noche de Gloria y su boxeador, Jose Luis Navarro Rivas, seguía siendo el Rey de Europa.

Tras este épico combate ante Escriche, defiende nuevamente su corona europea ante Valery Kayumba, gran boxeador africano afincado en Francia, con el que pierde su Campeonato de Europa en el octavo asalto.

Tras esta derrota, retoma su carrera logrando otras seis victorias antes del límite, y vuelve a disputar el Campeonato de Europa ante Andrey Pestryaev, cayendo también derrotado en el que sería su última contienda, el quince de febrero de 1.997.

Desconozco porqué motivo José Luis Navarro Rivas, alias el Cazador, no disputó un combate por el Campeonato del Mundo, pero considero que si un boxeador español lo mereció fue él.

Se retiraría con una marca de 27 combates. 25 victorias (todas antes del límite), 2 derrotas.

Jose Luis Navarro Rivas: Boxeador.

Jose Luis Navarro Rivas: Campeón.











No hay comentarios:

Publicar un comentario