TRADUCTOR DE IDIOMAS

SELECCIONAR IDIOMA PULSANDO SOBRE LA BANDERA

lunes, 13 de febrero de 2012

JOSE ANTONIO LÓPEZ BUENO

En la misma tierra que  Perico Fernández, Aragón, nace José Antonio López Bueno un 18 de junio de 1974. Este aragonés, a pesar de las dificultades, se empeñó en llegar alto y llegó a la cima del mundo.
Debutó en el Boxeo Olímpico o amateur, a la corta edad de 15 años, siendo su entrenador el Sr. Peña, un debut amargo ya que salió derrotado por puntos. Esa derrota, no hizo mella en la moral y entusiasmo de nuestro Campeón, y en los Campeonatos de España de 1.990 celebrados en Calatayud, conquistó la medalla de bronce.
Continuaba su progresión, la cual quedaba de manifiesto en cada Campeonato de España, ya que en los Campeonatos de España de 1.991 celebrados en Lanzarote, conquistaría la medalla de plata y en los siguientes Campeonatos de España de 1.992 los cuales se llevaron a cabo en Oviedo, se proclamaría Campeón de España por vez primera. La segunda ocasión en la que logra proclamarse medalla de oro y por lo tanto, Campeón de España, sería al año siguiente, en 1.993 en los Campeonatos de España celebrados en Benidorm.
La afición de La Línea de la Concepción en particular, y del Campo de Gibraltar en general, guarda gran recuerdo de este noble, valiente y grandísimo boxeador, ya que siendo amateur, participa en unos Campeonatos de España celebrados en Algeciras, y ya como profesional, disputaría su primer Título importante en La Línea de la Concepción.
El 14 de noviembre de 1997, con motivo de la Convención Mundial de Boxeo del Consejo Mundial de Boxeo, que logra conseguir el Club de Boxeo Don Príncipe con los hermanos De la Rosa al frente, se celebre en nuestra ciudad La Línea de la Concepción, tiene lugar una Velada en la que se disputa el Título del Mundo Hispano del Consejo Mundial de Boxeo, en la categoría del peso mosca, y que enfrentaría a José Antonio López Bueno y Juan Carlos Díaz Quesada. José Antonio, dio muestra de su calidad y de su potente pegada, acabando con su oponente en el segundo asalto, y sorprendiendo a propios y extraños ya que se pronosticaba un combate muy igualado y competido.
Los aficionados linenses, salimos del Pabellón Municipal de La Línea, con la sensación de haber tenido la extraordinaria suerte, de presenciar en directo a un boxeador de talla mundial, y la sabía afición de La Línea no se equivocó...
En 1.998, el 10 de enero, realiza el Título de España ante Txiki Bartolomé, al cual derrota por K.O. en el primer asalto y se proclama así Campeón de España del peso mosca. Un peso mosca con una potencia de pegada propia de un  peso ligero y con la rapidez propia de su peso. Un fenómeno que para llegar a donde ya había llegado, tuvo que luchar contra viento y marea.
Realiza su primera defensa como Campeón de España, ante Jorge Mora venciendo por K.O en el segundo asalto. Posteriormente, pone el Título en juego ante Juan Carlos Díaz Quesada, combate con sabor a revancha, que esta vez  consumió todos los asaltos pero José Antonio López Bueno, lograría retener el Título de Campeón de España al vencer por puntos.
El 10 de octubre de ese mismo año, López Bueno disputaría el Campeonato Latino de la WBO, el cual conquistó al vencer en el noveno ruond a su oponente, Luis Ángel Castellano. Con este ya es el segundo Título internacional que logra conquistar, y quizás, fuese este el más importante ya que poco después, disputaría el combate de su vida, combate por la conquista del Campeonato Mundial de Boxeo, por la Organización Mundial de Boxeo, en la categoría del peso mosca.
Antes, nuestro Campeón, tuvo tiempo para conquistar un Título menor, pero Título, el 12 de diciembre de 1.998, ante David Cadwell, y en Zaragoza ante su gente, se proclama Campeón de la CBA.
Ya en 1.999, el sueño comienza a ser una realidad, el Mundial se logra traer a Zaragoza, y en presencia de su gente, José Antonio tiene ante sí, la posibilidad de vivir aquel sueño que tantas y tantas veces tuvo desde que prácticamente era un niño. José Antonio, un boxeador al que nadie le regaló nada, y que con su tesón y espíritu de sacrificio, logró superar obstáculos para sentirse lo que era. Boxeador.
El 23 de abril de 1.999, su ciudad natal, Zaragoza, acoge en el Pabellón Príncipe Felipe, un acontecimiento histórico, un Campeonato Mundial de Boxeo, por el cual competirá el ídolo local, el zaragozano y zaragocista, Jose Antonio López Bueno, aquel chaval del barrio  de Torrero-La Paz, que no dejaba de entrenar ni un solo día y que todo/as admiraban y respetaban, no solo por lo gran deportista que era sino también por su calidad humana.
Jose Antonio López Bueno, saltó al Ring mas concentrado que nunca, y ante la multitud que le aclamaba se mostraba como ausente, totalmente centrado en lo que había ido hacer aquella noche al Pabellón Príncipe Felipe que presentaba un lleno absoluto.
Tras un comienzo trepidante, José Antonio atacó sin esconder cuales iban a ser sus armas, al hasta esa noche Campeón Mundial, el mexicano Ruben Sánchez, logrando vencerlo por K.O. en el tercer asalto del combate. Zaragoza era una fiesta, Aragón lograba así su segundo Campeón Mundial de Boxeo, tras Perico Fernández. Jose Antonio López Bueno se proclamó Monarca Mundial y convirtió su sueño en realidad.
La primera defensa del Título Mundial, la realizaría en la capital de la Costa del Sol, Málaga. Le enfrentaría a un duro boxeador ruso Igor Geravssimov, al cual en un memorable combate que a buen seguro permanece en la memoria de la afición malagueña, López Bueno vuelve a demostrar lo "Bueno" que es, derrotando al aspirante por K.O. en el séptimo asalto del combate.
Tras esta defensa, José Antonio se encuentra con un hecho con el que nadie contaba, tras sufrir un accidente de tráfico, y como consecuencia del mismo lesionarse un tobillo, la Organización Mundial de Boxeo, decide desposeerlo de la Corona Mundial de forma totalmente injusta, ya que esta lesión fue justificada mediante los respectivos partes facultativos y aún no se habían cumplido los plazos en el que el Campeón, debía poner en juego su Título. Esta circunstancia, marcó de forma negativa, la brillante carrera de un boxeador que estaba llamado a realizar aún mas gestas deportivas.
Tras un periodo de tiempo retirado de los Rings, regresa en intenta conquistar en varias ocasiones el Tïtulo de Europa sin éxito. En mi humilde opinión, José Antonio López Bueno debió proclamarse Campeón de Europa en Francia, cuando se enfrentó al francés Brahim Asloum, el combate lo perdió, Insisto, en Francia, ante un boxeador francés, por puntos con decisión dividida. Los franceses no podrían soportar que otro boxeador español se proclamará Campeón de Europa en Francia ante un boxeador francés, como ya lo hicieran el melillense Ben Alí, o el toledano Fred Galiana, o el Lince de Parla Francisco Javier Castillejo que se proclamaron Campeones de Europa en Francia compitiendo ante los Campeones franceses...
En 2005, Jose Antonio López Bueno, logra conquistar nuevamente el Título Latino esta vez por el WBC tras derrotar a Lhance Zemmouri. Ya en 2.009 disputa su último combate con Título en juego, esta vez el Campeonato de España, que le enfrentaría a Jordi Gallard, en combate de revancha ya que meses antes, concretamente en marzo, Jordi Gallard venció a López Bueno por puntos, adjudicándose el Título. En la revancha, se dio idéntico resultado pero esta vez en favor de López Bueno, que se proclamaría así nuevamente Campeón de España.
José Antonio López Bueno, hace honor a su segundo apellido, no solo como boxeador y deportista, sino como persona, ya que desde el anonimato, a trabajado y trabaja de forma solidaria para intentar aportar a través del Noble Arte del Boxeo, su granito de arena a las personas más desfavorecidas.
Desde este humilde Blog, el que suscribe, y que tuvo la suerte de poder ver competir a José Antonio López Bueno, tanto en los Campeonatos de España amateur celebrados en Algeciras, como en La Línea de la Concepción ya en el Boxeo de pago con el Mundial Hispano en juego, mi más sincera felicitación, admiración y respeto, por todo lo que logró este hombre, tanto en el Ring como fuera del Ring. Hombres como José Anrtonio López Bueno, dignifican un deporte noble, y muchas veces maltratado, llamado Boxeo.
Jose Antonio López Bueno se retira del Boxeo profesional, con 31 victorias (15 K.O.), 10 derrotas (3 K.O.) y 4 nulos, además en su palmarés figuran los Títulos de Campeón de España, Campeón del Mundo Hispano, Campeón Euroafricano, Campeón del Mundo Latino y Campeón Mundial de Boxeo.

Jose Antonio López Bueno: Boxeador.
Jose Antonio López Bueno: Campeón.

domingo, 12 de febrero de 2012

EL TOREADOR DEL RING

Exuperancio Galiana Díaz, conocido popularmente como Fred Galiana, nació en Quintanar de la Orden el año 1.931, siendo un adolescente, marcha con su familia a Mataró. Es en Cataluña, donde entra en contacto con el noble Arte del Boxeo. En 1.950, participó en los Campeonatos de Cataluña de Boxeo amateur, compitiendo en los pesos pluma. Poco después pasaría a profesional, conquistando, el Campeonato de España de los pesos pluma en 1.954.
Tras un breve periodo de tiempo, decide subir de categoría y comienza a competir en el peso ligero, peso en el que también logra proclamarse Campeón de España, tras vencer a Ángel García.
En 1.955 lucha por vez primera, por la conquista de Europa. En París, ante Ray Famechon (boxeador francés que disputó a lo largo de su carrera 116 combates, obteniendo 100 victorias, 3 nulos y tan solo 13 derrotas) logró proclamarse Campeón de Europa venciendo antes del límite (comprendan desde cuando tienen rencor a los deportistas españoles los franceses).
En Francia, los críticos que sabían distinguir y respetar a un grande (a pesar de que este fuese español), pusieron a Fred Galiana el apodo "El torador del Ring" debido a la depurada técnica y habilidad para desacerse de los rivales, con pasos laterales y fintas, las cuales lograban que sus contendientes "embistieran al vacío" como cuando un toro entra al capote de un torero.
Fred Galiana, era un ídolo de masas, un hombre admirado que boxeara donde boxeara, se agotaban las entradas. Era un adelantado a su época, que probablemente hoy, sería uno de los mejores si no el mejor boxeador del mundo libra por libra.
Desde diciembre de 1.954 que perdiera por puntos ante Francis Bonnardel, se mantuvo invicto hasta junio de 1.956 donde cayó derrotado por K.O en el sexto asalto ante Duilio Loi en Milán.
Tras esta derrota, cosecharía dos derrotas más ante Bobby Ros y Manolo García, ambas derrotas por puntos. Estas tres derrotas de manera consecutiva, sembraron muchas dudas sobre el futuro de Galiana, ya que era un hombre que además del Boxeo realizaba otras actividades, y realizó sus pinitos en el mundo del toro, la canción o el cine. Sin duda, el que no se dedicara de lleno a la sacrificada vida de un boxeador profesional (sin restar méritos a los boxeadores que lograron vencerle), fue decisivo en sus derrotas y en que en su palmarés no brillara un Título Mundial.
El siguiente combate, tras caer derrotado ante Manolo García, lo realiza ante Karl Heinz Fiedrich, en Barcelona, logrando vencer por K.O. en el tercer asalto. Esta sería la primera de las treinta y dos victorias consecutivas. En este periplo de victorias, Fred Galiana, permaneció casi dos años en Argentina, donde boxearía con los mejores boxeadores argentinos y americanos sin que ninguno lograra derrotarle.

En 1.959 regresó a España, se proclamó Campeón de España al derrotar a Bobby Ros el 23 de septiembre de 1.959. 
En su última época, Galiana se integra en la cuadra de boxeadores de Don Pedro Caballero, empresario, entrenador y manager de gran prestigio en toda Europa. El Sr. Caballero (Barcelona) podía presumir de tener en su gimnasio a los mejores boxeadores amateur y profesionales de España, un hombre, que ayudaba a sus boxeadores en todo aquello que necesitaran. Cuando Galiana lograba una victoria importante, con su entrenador Sr. Caballero y todo su equipo, se desplazaba hasta Castelldefels y allí celebraba por todo lo alto su triunfo con su gente. Fred Galiana fue un hombre generoso y cercano, de buen corazón y muy agradecido con las personas a las que él apreciaba y que se portaban de forma noble con él. 
Era un hombre que trataba por igual a todos, daba lo mismo que fuese un boxeador profesional o amateur, él siempre mostraba con su comportamiento que era un señor. Tanta era su humildad, que en diversos combates donde boxeaba el boxeador amateur Antonio Olmedo Dominguez (mi padre) Galiana se prestaba como segundo de Don Pedro Caballero para asistirle. 
Fred Galiana fue todo un ejemplo como boxeador, como deportista y como persona. 
Su último combate, fue el 23 de diciembre de 1965, se enfrentó a Jesse Jones en Barcelona, logró derrotarlo por K.O. en el tercero, y tomándose así la revancha, ya que este  boxeador le venció en Madrid también por K.O., puso punto y final a una carrera llena de éxitos que no fueron más, por sus idas y venidas al noble arte. Lo tenía todo para ser Campeón Mundial, pero él prefería, vivir como le apetecía en cada momento. 
Exuperancio Galiana Díaz se retiró con 154 victorias (90 por K.O.), 22 derrotas (5 por K.O.) y 13 combates nulos, y habiendo conquistado el Título de Campeón de España y Campeón de Europa. 
Exuperancio Galiana Díaz: Boxeador.
Exuperancio Galiana Díaz: Campeón.